¡La Brunells está de vuelta!

agosto 31, 2020 in Spain

Nos sentó la noticia como agua de mayo, cuando en pleno confinamiento Cafés El Magnífico nos explica el proyecto en el que estaba trabajando; la reapertura de la Brunells, una pastelería centenaria que data de 1852.

El pasado 6 de Junio la Brunells levantó persianas. Un regalo para la historia de la ciudad condal, para todos los barceloneses y en especial para los vecinos del barrio de Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera, quienes podrán seguir disfrutando de unos de los comercios emblemáticos de la ciudad.

La tienda no siempre fue una pastelería, en sus inicios se llamaba Casa Sans y era una tienda de alimentación. Fue el abuelo de Narcís Brunells quien hace más de 90 de años se puso al mando del negocio y dio vida al dulce escaparate pastelero del número 22 de la Calle Princesa. Después, su padre se hizo cargo del negocio y cuando vio que los hermanos habían decidido seguir caminos diferentes, al jubilarse hizo un contrato de arrendamiento de 25 años a los trabajadores. Al finalizar el contrato, hace ya dos años, los empleados decidieron jubilarse y desde entonces el establecimiento estaba cerrado.

Para alguien como Salvador Sans, que se ha criado en un barrio en el que todos se conocen y que ha ido viendo como el paso del tiempo se ha ido llevando poco a poco muchos de los oficios y comercios de toda la vida, no podía permitir que ocurriera lo mismo con la pastelería de sus dulces favoritos; las Saras de mantequilla y almendras.

Ahora, detrás del negocio, hay una empresa que lideran Salvador Sans, de Cafés El MagníficoLluís Estrada Canal, de la prestigiosa pastelería Canal, y Joan Guasch, profesional de la comunicación.

La reapertura de Brunells ha comportado la restauración de las instalaciones, pero sin cambios sustanciales ya que se ha querido respetar al máximo lo que había antes. La madera, los cristales y el suelo son los originales. La cafetería, en cambio es completamente nueva y, desde ella, los clientes pueden ver cómo trabajan los pasteleros.

Una de las cosas que más nos gusta es que no solo se han propuesto respetar el clásico local a nivel arquitectónico, sino que la apuesta va más allá:  preservar su valor inmaterial recuperando de recetas de la antigua Brunells.

Así que ya sabéis, en alguno de vuestros paseos desde el parque de la ciudadela hasta plaza Sant Jaume, no olvidéis que tenéis una parada obligatoria en el número 22 de la Calle Princesa.

 

Mantén el contacto
Suscríbete a la Newsletter de La Marzocco para estar al día de todas las novedades, ofertas especiales y consejos.


© 2020 La Marzocco  •  Made by Needmore